[439857hze1vgnqaz.gif]

                   
 
 
 
 
         

                                                                                                             

 

 Mi historia con los chihuahuas comenzó, cuando a mi hijo le regalaron uno, que se llamaba Scooby, fué la alegria de la casa los dos años que estuvo con nostros, hasta aquel día que tuvo un accidente y murió. 
Era tanta la tristeza y el vacío que nos dejó, su pérdida que decidimos comprar otro chihuahua. Estuvimos siete meses hasta que encontramos a Kevin, hijo del campeón europeo Zipi, y, nieto del campeón mundial Pattonia Delicious. Era tan bonito que decidimos probar a exponerlo, y nos sorprendió ganando las exposiciónes, a los que le presentamos. Gustaba tanto que nos pedian cachorros y no teníamos, así que decidimos comprar hembras pero tardamos más de un año, porque no encontrabamos ninguna que nos pareciese tan bonita como el, hasta que encontramos a Nicole, y después vinieron ya las demás, todas ellas con excelente calidad , cabeza de manzana y tamaño muy pequeño que son difíciles de encontrar.